martes, 7 de febrero de 2012

EL HOLOCAUSTO BAJO LA LUPA, un libro que hay que difundir.


PROLOGO A LA EDICION DIGITAL

La Editorial de la Casa de Tharsis forma parte de la estrategia que el Movimiento Veganista está operando con el fin de poner al alcance de la opinión pública información contenida en una serie de libros, que deben difundirse y muchos de los cuales, entre ellos, “El Holocausto Bajo la Lupa” del revisionista Suizo Jürgen Graf, son de muy difícil acceso, tanto por la imposibilidad de conseguir una edición física, como de dar con versiones digitales que faciliten su lectura. No se le escapara al buscador informado y reflexivo que esto se debe a la tremenda filtración impuesta por el sistema a este tipo de contenidos que pueden poner al descubierto la doble moral que practica y la conspiración que ejerce a todo nivel para instaurar el Gobierno Mundial.

La coyuntura política actual que señala inequívocamente la creciente tensión entre el bloque imperialista cartaginés constituido por los gobiernos pro-sinárquicos de Estados Unidos, Israel y la Comunidad Europea, están promoviendo focos de conflicto para debilitar a unas cuantas Naciones, en las cuales no han prosperado sus métodos de control social, político y económico. Este bloque está conformado por Irán, Siria y Corea del Norte, periféricamente apoyados por la contraparte del sistema, Rusia y China. La misma situación de Irak, que a la hora de la invasión fue abandonado por aquellos supuestos aliados.

Lo que hace especial esta coyuntura actual es la activa participación de otro actor político: el bloque neo-socialista encabezado por los de siempre: Castro Rus y la Internacional, fuertemente apuntalados por la postura de Hugo Chávez Frías, y su acercamiento al bloque disidente encabezado por Mahmoud Amadineyad.

La postura de Ahmadineyad es simple; enfocar a la opinión pública hacía la ilegalidad sobre la que se fundamenta el estado de Israel. Para poner en evidencia dicha ilegalidad desde su fundación, señala el punto débil de la complexión nacional israelí: el holocausto.

Evidentemente, el paradigma en el que se fundamenta el accionar político, social y económico de Israel, es el trauma colectivo del rechazo, la persecución y el genocidio. El israelita, el judío cultural, NO SACERDOTAL, tiene como centralidad alrededor del cual gira su ser nacional o sujeto colectivo, al mito genocida, en sus dos polaridades, como víctima (El Holocausto) y victimario. (Con los palestinos).

Para el Judío Sacerdotal, el holocausto es propiciatorio, UN BIEN; es decir, algo bueno, “Agradable al Señor”, y he ahí la otra función del mito, tener siempre presente este precepto que fundamenta la acción sacerdotal en el inconsciente colectivo israelí. Y decimos bien, INCONSIENTE, porque el judío cultural, el israelita, el ciudadano común, es ajeno ya a esta postura sacerdotal esotérica sobre el holocausto. La única forma en que puede asimilarlo es inconscientemente, a través de la postura exotérica del mito, y ese mito fue poderosamente arraigado en la mente colectiva de todos los occidentales, no sólo israelitas, aprovechando las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, y la activa participación del judaísmo en este conflicto, al relacionarlo por intereses políticos, con los campos de concentración nazis.

Luis Felipe Moyano, a través del estudió de la fuente sacerdotal hebrea, sus libros sagrados, concluye que para el judaísmo sacerdotal es fundamental propiciar el sacrificio de TODA la humanidad gentil para hacerlos LEJÍA, es decir, JABÓN, y así limpiar la mancha del pecado luciférico. Por eso para el judío sacerdotal los gentiles somos GOYM, ganado, la gran VACA ROJA que será sacrificada por ellos al final de los tiempos para gloria de Jehová, su dios tribal.

Resulta poco menos que irónico, que el sistema global, la sinarquía que maneja casi todos los gobiernos de occidente, y que está presidida por una casta sacerdotal levita ajena a cualquier nacionalidad, pretenda que los alemanes hicieron con ellos lo que ellos planean hacer con nosotros.

Así mismo resulta irónico que los aliados “socialistas” de Ahmadineyad, entre ellos Castro Rus, reprochen su actitud negacionista del holocausto; sólo es comprensible este absurdo si caemos en cuenta que Castro fue estratega de guerrilla gracias al apoyo que le brindo el judío sefardita Alberto Bayo, y el patrocinio del Magnate judío Cyrus Eaton, que orquesto la Revolución Cubana, convirtiendo a Castro Rus, que no disparo ni un solo tiro, en una adalid de la libertad a pura fuerza de manipulación mediática.

Gente lúcida se ha dado cuenta que la actual crisis económica mundial ha sido propiciada por la banca internacional. Es incomprensible que Chávez no se dé cuenta hasta ahora que el capitalista perse, no es el problema. Que la banca internacional, wall street y la reserva federal están manejadas por familias endógamas de banqueros internacionales.

Resulta irónico que los indignados, teniendo al enemigo en sus narices, pues todos saben que Goldman-Sasch es la madre del cordero, NO CAIGAN EN CUENTA QUE ES UNA FILIAL MANEJADA Y CONTROLADA POR ESOS MISMOS BANQUEROS INTERNACIONALES.

Resulta irónico que los socialistas, neo-socialistas, comunistas, anarquistas, no sepan que los mentores, promotores y financistas de sus movimientos políticos; desde la masonería que propicio la revolución jacobina, pasando luego por Carlos Marx, Engeles, Lenin, Trotzky, Eisner, Kamenev, Zinoniev, Sverthlov, Stalin, Krueshev, Gorvachov; los teóricos del sistema económico: Adam Smith, David Ricardo, Jhon Keynes, Proudhom, y políticos y consejeros supuestamente norteamericanos de la talla de Roosevelt, Kissinger, Eissenhower, Baruck, y cientos más encumbrados en las más altas esferas gubernamentales como el Directorio de la Federal Reserve, el Consejo de Relaciones Exteriores, etc, TODOS sin excepción, hayan sido judíos.

Pues bien, Ahmadineyad si lo sabe; Y por eso su postura es más acertada. Sabe que 9.000 judíos internacionales, apátridas, manejan los resortes del poder mundial.

Sabe que el mito del holocausto cautiva, arroba emocionalmente al ciudadano común, al lego, AL HOMBRE MASA, DEMOCRATIZADO, IDIOTIZADO, que sufre de inconsciencia por el ritmo de vida globalizado, que le impone una noción superficial de las cosas.

Sabe que si se desmantela, se desvela, el mito del holocausto, el sistema se derrumbará por sí sólo, sin necesidad de una guerra apocalíptica de por medio.

Y nosotros sabemos que sólo quien tiene consciencia para comprender que un guerrero, como todo alemán por legado ancestral lo es, no gusta de matar mujeres y niños, ancianos y ancianas, y mucho menos deshacerse de sus enemigos sin lucha honrosa. Sólo quién tiene la capacidad de comprender que un soldado que ha sufrido el horror de la guerra y el dolor humano en persona, que ha visto la muerte a la cara, que ha mordido el polvo sangriento de una trinchera como todo alemán, sería incapaz de causar dolor y miseria a cualquier ser viviente, sea animal u hombre; sólo una persona así podría darse cuenta de la gigantesca mentira que por razones políticas ha tejido el sistema para desprestigiar al único régimen y al único pueblo que ha sido capaz de frenar los abusos y las imposiciones que los judíos internacionales, NO ISRAELITAS, realizan al amparo de sus organizaciones multilaterales.

Por estas razones la Editorial tiene el privilegio de poner al alcance de TODOS una versión PDF de excelente calidad para descarga gratuita y directa, que desde ahora estará  disponible para el público en general, pero sobretodo, para el público objetivo y estudioso, que sospecha la gran mentira mediática y amarillista detrás del “holocausto” o “Shoa” y su total y completa imposibilidad fáctica, ya que no se necesita ser muy consiente para comprender que es imposible gasear y liquidar a personas con insecticidas y venenos para piojos y otras alimañas; que no se puede cremar cadáveres gaseados con cianuro sin matar toda forma de vida a kilómetros a la redonda; que no pueden existir cámaras de gas colectivas; que no se puede condenar a ningún imputado sin pruebas periciales, sin debido proceso legal, fungiendo como juez y parte, con el único aval de “testigos” y sin cuerpo del delito; que no se puede condenar a toda una nación por un presunto delito colectivo de más que dudosa procedencia; los delitos colectivos no existen, las responsabilidades penales siempre son personales, nunca colectivas.

Lo mismo para la Nación de Israel, no podemos abrigar odió y achacarle una culpa colectiva por una masacre palestina propiciada desde instancias gubernamentales, con la complicidad de algunos gobiernos occidentales manipulados por el Judío Internacional y la Sinarquía.

Sirva este libro para que todos aquellos que sienten asco por esos pobres de espíritu que como ratas, ávidas de dinero fácil, cobran millonarias indemnizaciones a costa de un pueblo valiente y honesto, por el pretendido “gaseamiento” de algún “pariente” que vive tranquilamente o falleció de muerte natural en Estados Unidos, Canadá o la Argentina con otra identidad y cuyo nombre original figura en la lista de los “exterminados”; para que sientan la necesidad de hacer algo, por HONOR, por JUSTICIA; Gracias a esta versión será posible difundir esta información, mostrar la faz del enemigo de nuestras naciones a un mundo dormido, que afirmamos, despertara en algún momento, como gigante herido para ajustar cuentas y restaurar la verdad.

La mentira es el punto débil en la complexión de este sistema sinárquico. Lo único que tenemos que hacer es descubrirla y su mundo globalizado de empréstitos, control financiero, y especulación bursátil se derrumbara como un castillo de naipes.

 ¡FUERZA Y HONOR!       
        
Pablo Santa Cruz de la Vega.
Líder Veganista.




No hay comentarios:

Publicar un comentario